Diario de la realidad

 

Madrid día 1

Se abrió la puerta y contemple lo que tenia frente a mí ser. No tenia miedo, pero sabia que debía tenerlo. Sabía que todo aquello era real, sabia que todo había llegado a su destino. El frio mármol de la estancia me recordó aquellos corazones inertes de gentes mal intencionadas, que no ven nada más que hacer el mal.
Un suspiro surgió, aquel que lleva una explicación inmersa. No comprender a las personas, no llegar a entenderlas, pero también saber que no soy el único, me ayuda.
El olor a incienso, las voces susurrantes para no molestar a aquellos que ya no pueden ser molestados. Los llantos perdidos en el eco cavernoso de aquellas paredes recubiertas de un mundo ya perdido.
Vidas que soplan la esperanza de algo nuevo, que intentan no olvidar, que intentan poder recordar. Porque así, siempre serán uno con el que se va.
Yo, paseo contemplando todo aquello, acompañado de nuevos amigos que ahora ven las cosas de otra manera, pero. ¿Hasta cuándo?
No fue fácil, la felicidad llego y se marchó. Y todo volvió a cambiar, porque la vida es cambio, es evolución. De bebe a niño, de niño a adolescente, de adolescente a adulto, de adulto a anciano, de anciano, al recuerdo de los que quedaran. Se tarda mas en escribir esto que en lo que pasa todo ese cambio, y cuando quieres darte cuanta ya es tarde.
Pero allí seguíamos, contemplando la vida y la muerte en un mismo lugar, una conjunción rara de explicar, pero necesaria.
Ellos me llamaron para marchar y lo vi todo claro. Que tú, tu ser, todo ese gran drama, nunca fue nada más. Me di cuenta de que toda mi vida, lo que había amado, lo que había odiado, mis recuerdos, lo que sufrí, todo eso, es la misma cosa. Todo es el mismo sueño. El que todos tenemos dentro, encerrado en un rincón. El sueño de ser personas. Pero cuando lo vi claro, me di cuenta de que, como cualquier sueño, siempre hay un monstruo al final.
Y ese monstruo no es más que la realidad. La realidad de ser sin ser, la realidad de todo esto. Que no es otra que, un principio con su final, y un camino que recorrer entre medias, intentando disfrutar de este sueño y esperando que el monstruo haga presencia lo más tarde posible.

Vive tu sueño como si cada día te fueras a despertar de el, y encontrar a tu monstruo.

Licencia de Creative Commons

Pensamientos desde el retrete by Luis Dueñas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

2minox0's Blog

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

purificacionibeas

Autora literaria

fotoblogmovil

Fotografías realizadas con teléfonos móviles

Otra con ojos cafés

Escribir para desahuciar dulcemente lo vivido

ZALMAN5K

Agente de Cambio

El Baúl de Antonieta

En el momento en que no encontré dónde refugiarme, como por arte de magia, aparecieron las letras, llegando a salvarme.

.... FRAGMENTOS...

Un espacio de creación literario poética

El nuevo idioma

Acogedor de nuevas experiencias. Basta sin intuiciones experimentar el mundo.

A %d blogueros les gusta esto: