No solo sexo

 

Un olor a vainilla inundo la instancia, la oscuridad solamente rota por unas pequeñas velas que marcaban el camino, me hizo tener dudas. Pero escuche su voz al final de aquel camino, entre las sombras. Un escalofrió recorrió mi cuerpo; no sabría decir si era de por el deseo, o por miedo a lo desconocido. Pero el caso es que ya estaba allí y ahora no era momento de echarme para atrás, tenía que continuar y ver qué era lo que me esperaba en aquella oscuridad que a medida que avanzaba hacia ella se hacía más y más espesa y misteriosa.

La vi al final del camino de velas, el haz de luz dibujaba en su cuerpo destellos de oro. La vi indecisa y me decidí a invitarla a continuar, deseoso de que así lo hiciera. Comenzó a caminar y pude ver en ella el sigilo de los felinos. Su piel canela se iluminaba dejando tras de sí dejando su olor en el ambiente. Sigue leyendo “No solo sexo”

Anuncios

Olvidando los pensamientos (explicit)

Abrazo mi espalda con su cuerpo desnudo acariciándome con sus pechos. Aquel gesto me saco de mis oscuros pensamientos que me tenian atormentado y me empalmo. La agarre del brazo y tirando de ella la puse delante de mí. El beso fue prolongado y nuestras lenguas jugaron húmedamente. La apreté fuerte con mis manos sus pechos y pronto mis dientes se clavaron en uno de ellos, mordiéndola el pezón con la punta de los dientes que era con lo que más se excitaba. Sigue leyendo “Olvidando los pensamientos (explicit)”

Nuestra tormenta


Así es, cada caricia, cada beso, cada palabra dulce que sale de nuestros labios, genera el comienzo de una tormenta entre nosotros. Aquella que ninguno queremos parar, ni impedir que surja en nuestro interior. Cada prenda que cae al suelo, avisa el comienzo de la tormenta, al igual que los truenos avisan su llegada. En el asiento trasero de tu coche se genera el primer ciclón, que fluye de nuestros dedos, recorriendo ansioso cada rincón. Los suspiros, son ráfagas de aire que se transformar en torbellinos cuando la tormenta llega a su punto álgido. Las gotas de sudor que bañan nuestros cuerpos, es la lluvia que se precipita sobre el campo. Ya queda menos para llegar al punto álgido de la tormenta, aquel que mueva el coche y haga temblar nuestros cuerpos. Ya llega el huracán en aquel punto donde toda la tormenta se concentrara, hasta que finalmente un tsunami de pasión nos dejara la paz. Pero si crees que la tormenta acaba de terminar, estas equivocado, solo acaba de empezar, las replicas que vengan más fuertes serán. Nuestra tormenta acaba de empezar

Ella y el nada mas


Cada mañana de camino al trabajo le veía en el metro; el era alto, moreno, con cuerpo atlético y cara de niño bueno. Nunca se fijaba en ella, o por lo menos aparentaba no hacerlo. Ella cada vez que lo veía se enamoraba mas y mas de el; era una chica sencilla, su pelo castaño siempre lo llevaba recogido, ojos marrones que con una simple mirada decían mas que 100 palabras, tímida e introvertida.
Y ahora no podía creer lo que estaba viendo, ¿Cómo había sucedido esto? Ambos entraban de la mano en un hotel cerca del trabajo de ella, el pedía una habitación y la sonreía, mientras ella tímidamente se apartaba el pelo de la cara, y de su boca se podía ver casi una inapreciable sonrisa, se subían en el ascensor del hotel camino de la habitación. Sigue leyendo “Ella y el nada mas”

El sonido de tu motor


Aquella noche fue mágica, fue un sueño, fue algo inolvidable. Allí en el asiento de atrás de tu coche supe lo que era el verdadero amor, la pasión y el descontrol incontrolado de dos cuerpos que aun habiéndose rozado desnudos por primera vez, ya no querrían separarse nunca más, el uno del otro. Cuando te acaricie supe que había vivido toda mi vida con las manos vacías, cuando roce tus labios, los míos supieron que era el verdadero terciopelo, inundándolos de aquel dulce sabor que tú me otorgaste y, que ellos siempre echaran de menos cuando no lo tengan cerca. Sigue leyendo “El sonido de tu motor”

Una noche de pasion


Un aroma surge en el aire en plena madrugada en una habitación a oscuras, las sabanas, se encuentran revueltas. En el placido silencio de la noche, se puede escuchar los jadeos y suspiros, acompañados de caricias y movimientos rítmicos. La mano de el, dibuja las perfectas curvas de ella, mientras ella a horcajadas galopo sobre el. Las gotas de sudor caen por sus cuerpos lentamente, intentando aguantar la fuerza de la gravedad, hasta ellas no quieren escapar de aquel momento. Los jadeos se incrementa poco a poco, y las manos se entrelazan apretándose unas con las otras, juegan a encontrarse en el cuerpo de ambos, mientras se acarician. Sigue leyendo “Una noche de pasion”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

2minox0's Blog

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

purificacionibeas

Autora literaria

fotoblogmovil

Fotografías realizadas con teléfonos móviles

Otra con ojos cafés

Escribir para desahuciar dulcemente lo vivido

ZALMAN5K

Agente de Cambio

.... FRAGMENTOS...

Un espacio de creación literario poética

Desde el otro lado de la montaña...

Aquí encontrarás anécdotas, experiencias, momentos de gozo, felicidad y también tristeza.